sábado, setiembre 02, 2006

Antojo de parrilla.

Desde antes de desaparecer por dos semanas había quedado con mi viejita en llevarla a almorzar a un lugar que a ella le gusta mucho: El Rodizio, aunque el antojo me lo provocaron estos post de Alfredo y de Pilar cuando los leí en sus respectivos blogs.

Recuerdo (en este momento se pone todo nublado y miramos para el lado superior izquierdo de la cabeza como recordando algo importante): Hace 10 años.

- Mami, mami… ¿vamos al Rodizio?
- El Rodizio ya no existe, hijito.

Pasaron las dos semanas de mi internado y la bendita cena quedó en Stand By. Así que decidimos postergarla para cuando salga, hace un par de sábados, pero como siempre aparecen los contratiempos, ese día no fuimos a ningún sitio (además que mis hermanas no estaban invitadas). Así que con lo poco que me quedaba para completar el mes, me animé a decirle a mi viejita “¡vamos mañana viernes!”, cosa que le agradó de sobre manera. Le dije para ir a la hora del almuerzo y aceptó, así que fuimos con el estomago vacío y solo con un jugo de frutas que tomamos de desayuno hacía un par de horas.

Para los que desconozcan el lugar, el sitio es en verdad un “Norky’s”, hasta donde tengo entendido tiene dos locales donde se hacen Rodizios todos los días, (además del Sheraton que es superior a estos pues incluso tienen comida marina en el menú). Como sea, yo conozco el sitio como el Rodizio, nada similar a lo que recuerdo era el Rodizio que en antaño quedaba en el Ovalo Gutiérrez (ahora hay un restaurantillo ficho al que probablemente nunca entre) o el Cortijo.

Recuerdo 2 (en este momento se pone todo nublado y miramos para el lado superior derecho de la cabeza como recordando algo importante): Hace 3 años.

- Mami, mami… ¿vamos al Cortijo?
- El Cortijo ya no existe, hijito… ahora es Plaza Vea.

Son pocos los lugares donde puedes abusar de la comida, ya ni el Cortijo o el Rodizio existían así que me quedó este Norky’s. Llegamos esa tarde temprano (¿?) y lo primero que hice fue pedir el vino. Como nunca dejamos de pedir el siempre conocidísimo Tabernero (al que ya le agarré cierta tirria) y opté por un Cousiño Macul, que no había, y en su defecto pedí un Castillo de Molina Reserva de Cabernet Sauvignon para endulzarnos el almuerzo (hubiera preferido un Malbec pero no había).


Segundo paso, la barra de ensaladas. Es un poco difícil escoger teniendo en cuenta que vas a maridar tu vino con la comida, así que tenía que descartar todo lo que NO vaya bien con un vino: espárragos, huevo, aceitunas, vinagretas, rábano encurtido, mayonesas… dejando solo lo que podía ayudarme de acompañamiento: una ensalada verde de lechuga desabrida, choclo y frituritas de wantan.

El sistema del lugar es conocidísimo, tienen una ficha bicolor (rojo en el anverso, verde en el reverso… o viceversa) que indica cuando quieres empezar a tragar y cuando no. Empezaron trayendonos pollo, que no acepté… no joroben, no voy a comer pollo a una parrilla, para eso me voy al Pardo’s Chicken… costillitas de cerdo, panceta, lomo de cerdo, picaña (en un termino muy a la inglesa), choricitos, morcillitas, hotdogcitos, cuadril, lomo fino y si mi memoria no me falla pierna de cordero (en lo personal es lo que menos prefiero pues su carne es muy seca, la menos como la preparan allí).

Junto a nuestras ensaladas, a las papas fritas por montón (no hay límite para ello) y el disfrute de un buen vino con la comida (sé que calzó perfecto pues el vino se convierte en un refresco) mi estimada viejita y yo nos pusimos al día hablando de lo que vendría en el futuro, el próximo 27 es santo de mi hermana y estoy proponiendo hacer parrillada en casa con un nuevo agregado: cochinillo (así como el que comí en el A&G). De lo contrario la invitaría a ella (y a la familia) al Patagonia.

Terminamos el almuerzo con un postre (no pensé que me iba a llenar tan rápido), mi vieja se pidió un Tiramisú y yo un Mouse de Maracuya que me gustó lo suficiente como para lo que era la tarde, nos tomamos un café, un expreso algo aguado, que probablemente nunca repita en ese lugar.

En resumen:
Cada persona paga como S/. 25 los días de semana y los sábados y domingos se paga S/. 30, niños pagan S/. 15, creo, no remember. Lo bueno del lugar es que comes carne hasta más no poder, en especial, la carne de cerdo que es a mi parecer, lo mejor que ofrece el lugar, y el lomo fino que si no esta muy cocido se deja comer. La atención cada vez va mejorando, en otras ocasiones el servicio ha sido algo lento y siempre están al tanto de tu comodidad.

Lo malo, la distribución de las mesas que tiene un pequeño espacio al fondo del local (eso es en el local que queda cerca de mi casa, en la avenida Angamos), además del espacio reducido que se llena al toque (nosotros fuimos los primeros en llegar y al salir el lugar estaba ya reventando). La barra de ensaladas esta en el medio y si vas de pareja tienes que conformarte con utilizar una mesa de dos en medio de la sala, así no debería jugar Perú. El café no me gustó y la variedad de vinos podría ser mejor, pero estaba bien.

En el dragonometro en la escala del 1 al 10, le pondría a este Rodizio de Norky’s y un seguro y definitivo 7.6, aunque como algo que comí me cayó mal le doy un 6.8 al lugar. Ha tenido mejores días.

13 Comments:

Blogger Laura Zaferson said...

Lleva a tu hermana a Patagonia. Buenos vinos y buena pasta primavera. Tambien hay muertitos si deseas. :)

Norky's? Hmmm... demasiado neon para mi gusto. Espero que tu mami haya llevado sus lentes de sol. :D

9:58 p. m.  
Blogger Esther said...

Soy muy mala para comer(eso es lo que dice mi padre) además de muy lenta.
El pollo asado, no es que no me guste, pero la piel por ahí suelta me da repelús. Al final, no sé cómo me canso de comerlo, me siento empachada y lo único que acabo haciendo es desmigarlo y si mis padres se van antes que yo de la mesa, se lo tiro a mi perro por debajo de la mesa, él es mi ayudante, o si no se haya cerca lo envuelvo en servilletas y lo tiro a la basura.
De la carne de vacuno ya no como, además de que nunca me ha apetecido realmente porque me parece dura y seca y más de lo que pasó por Europa que llaman "las vacas locas" por darles porquerías a los animales en vez de cosas naturales y como no quiero morir de esa enfermedad incurable, desde entonces no pruebo bocado.Pero, ahora está lo que llaman "gripe aviar" :S Quizás llegue el día en que no sepa qué comer... ... Lo que mejor como es la carne de cerdo y el lomo empanado mmmm... ¡ éso sí que está bueno!
Por lo visto comistéis a base de bien... ...una cena familiar, me gusta el plan.Tu madre tiene suerte de tener a un hijo como tú.

Hasta la próxima, Dragon.

9:46 a. m.  
Blogger Blue woman said...

Te gusta comer ¿eh?Ummmm!¡Que hambre!Se me ha hecho la boca agua leyendo este post.¿Quién puede resistirse a un buen manjar.Nada mejor que disfrutarlo.Que te aproveche.

Nos leemos.

Saluditos Dragon.

5:04 p. m.  
Blogger Peppermint said...

Canalla, más que canalla. Si estoy a dieta hombre por dios y cristo bendito que todo lo ve y sabe de tiiiiiiiiiiiiiiiii.

Mañana me compraré mi chuletón de medio kilo, para mi solita y me lo haré a la plancha, por pura envidia...

6:22 p. m.  
Blogger Ursula said...

Qué, ya no existe el Cortijo????. Pucha se nota que hace años que no voy a Lima. Se ve que comiste rico Dragón y lo que me pareció mas lindo es que hayas ido a almorzar con tu mamá, muy tierno realmente que busques momentos para compartir con la familia.

Besos

8:30 a. m.  
Blogger novivo said...

En la avenida la Molina con Javier Prado hay un Rodizio. Ese sitio si es muy bueno.
Yo no soy de comer parrilla en exceso por que la carne no digiere rápido y te hace pasar malas noches.

saludos

10:11 a. m.  
Blogger Jimena said...

Yo no como carne pero me parece que el lugar está bien como para ir con mi novio que anda extrañando las parrilladas, lo que si como bastante son las papas fritas, comeré 30 soles de papas fritas y ensalada, espero que el postre esté incluido.

12:30 p. m.  
Blogger Dragón del 96 said...

Lau: de hecho que el Patagonia es la voz, pero en lo personal las parrilladas en casa tb me gustan.

Esther: lo de las vacas locas está en todos lados, asi que con cuidado nomas, no en cualquier sitio. Tb detesto la piel de pollo... me da un noséque.

Sara: buen diente, buen paladra, siempre en busqueda de nuevos placeres (comestibles tb).

Pepper: jajajaja (rio mientras me embuto de carne).

Ursula: si que has estado lejos por mucho tiempo, el cortijo ya fue.

Novivo: buena voz, me gustan que me recomienden lugares que sean buenos para conocer. Uno nunca termina en este ir y venir de restaurantes. No soy critico, pero hago un buen vinagre.

Jimena: no, postre not included. Aunque S/.30 de papas fritas... wow! Siento que me estoy enamorando...

2:28 a. m.  
Blogger Laura Zaferson said...

Jimena es de las mías! :D

Pd. Esa línea de "me estoy enamorando" ya la habías usado conmigo! Qué tal lisura! :D

1:36 a. m.  
Blogger Dragón del 96 said...

No te preocupes, no tengo nada en contra de las chicas celosas.

:)

2:12 p. m.  
Blogger Laura Zaferson said...

No soy celosa. Pero tengo un alta estima personal por el concepto "exclusividad". ;)

3:43 p. m.  
Blogger Dragón del 96 said...

Alfredo... algo me dice que pasaras por aca.

Gracias por las visitas! Jejeje, respondi algunos de tus coments.

2:35 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola! Se que estos post lo comentaron hace años... pero no puedo dejar pasar la ocasion para hacerles una correccion... El Rodizio pertenece al Roky´s y no el restaurant que dices. Son dos empresas diferentes. En el que decias la comida tiene mucha grasa, en el Rodizio y el ROky´s no ocurre eso, pero otro buen lugar es el Dallas en Córpac.

6:26 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home