lunes, octubre 23, 2006

Historia de un Protestante.

Y no me refiero al del tipo religioso, sino al del tipo "cliente". Me reservé el derecho de contar lo que me sucedió el lunes pasado cuando me fui a cenar al Patagonia (cherry por delante: el Patagonia es un restaurante que se encuentra en la calle Bolivar 164 a una cuadra de Benavides en Miraflores) pues no quería dejar mal parado al restaurante, que para que negarlo es de mis favoritos.

Hablar del Patagonia es hablar de Ezequiel Furgiuele, pintor de profesión cuyos trabajos podemos apreciar dentro del mismo restaurante. No sé muy bien como es su historia, ni como llegó a Lima o el porque, solo sé que tiene este restaurante que junto a su mujer administran y hasta donde tengo entendido, da trabajo a muchos de sus compatriotas que vienen al Perú a tener un comienzo respetable.

Soy malo describiendo el lugar, pero podría decir que tiene una atmósfera algo bohemia, el color rojo teja es el que más abunda y la iluminación no es escandalosa. Podría dividir el restaurante por zonas, en las que cada una tiene su propio encanto: la barra, el lounge, la sala familiar, la terraza y el salón del arte, donde hace tiempo (desconozco si seguirá siendo así) se impartían clases de tango y se leía poesía, ósea más cultural que leer blogs.

Después de esta “breve” introducción podrían afirmar que soy fan número uno del Patagonia. Bueno, el lugar es bonito, como para pasarla entre patas tomando tus traguitos o tener una cena informal con mucha atención, el señor Ezequiel siempre está presente y siempre recibirás su saludo al entrar.

La primera vez que fui al Patagonia encontré un pelo rubio largo en mi plato debajo de la milanesa (que más parecía un mantel sobre la mesa) que me pedí. El mismo señor Ezequiel vino a disculparse, me repuso el plato (entero y eso que me había comido la mitad) y para colmo ni me lo cobró. Buena atención al cliente, que muchos han de envidiar.

El lunes pasado regresé después de un par de meses de ausencia y todo era distinto. No sé si era por que la primavera estaba en toda su transición, o la muerte del ex presidente Paniagua nos afectó a todos por igual, o las condiciones atmosféricas no eran las más recomendables, o si era el día del racismo, o si Josie Diez Canseco me echó su maldición por no utilizar su servicio de brujas o que sé yo, pero ese lunes todo se juntó como para hacerme odiar al restaurante. Como si todos los que estuvieron esa noche se dijeran “ok, al primer idiota que entré le cagamos la cena” o “llamemos a Tinelli para la broma de Videomatch”, pero algo no estuvo bien.

La atención fue pésima, los platos llegaron a la mesa en distintos tiempos (que por educación debería esperar a que estén todos para empezar a comer, lo que produjo cierta confusión), mis panqueques en salsa de chocolate estaban demasiado crocants por los costados y lo quinto peor que te podría suceder en un restaurante nos sucedió: se equivocaron de orden.

Hasta ese punto todo podría ser perdonable, pero que me cobren por un plato que no pedí no me pareció de lo más acertado. Ok, no me cobraron el plato que pedí y que me trajeron tarde, pero me querían cobrar el plato que NO pedimos y obviamente reaccioné, recibiendo la respuesta del chef que me dijo “pero conste que se comió la mitad del plato”. Ósea, que para justificarme el plato en mi cuenta debía comerme la mitad o más del plato, pero si me hubiera comido menos de la mitad no me lo cobraban? Hay alguna regla que no conozca sobre el asunto? O es que debieron cobrarme de acuerdo a cierta proporcionalidad comida/pago para quedar ambos contentos? Como sea. Al final, el chef (ojo, notar que Mr. Ezequiel no se encontraba esa noche) se excusó con que no quería perder clientes y no nos cobró el dichoso plato equivocado. Y así nos fuimos.

Apenas llegamos a casa me senté a la pc a escribirle un correo al Sr. Ezequiel explicándole lo sucedido, de cómo la atención dejó que desear y de cómo su chef quería excusar que por que me había comido la mitad de su plato me lo iba a cobrar (ni siquiera probamos el plato correcto y apenas nos dimos cuenta que era un plato equivocado, lo dejamos… otra persona en el restaurante también reclamaría de por que su orden se demoró). Por eso no escribí sobre ello el lunes, ni martes, ni toda la semana… hasta hoy.

El día de hoy a mediodía recibo la llamada de Mr. Ezequiel (dijo que se acordaba de mi, pero en verdad no lo creo, no creo que su memoria fuera tan buena) disculpándose por lo sucedido e invitándome durante la semana a tomar unos tragos, que su personal le había comentado algo, pero que no estaba del todo claro y que al leer mi correo, me llamó al toque a disculparse.
Photobucket - Video and Image Hosting
Pocos se meten con apetito del Dragón y sobreviven.

19 Comments:

Blogger gamma-normids said...

pucha, que ni se equivoquen de orden en don tito!

8:45 p. m.  
Blogger Angélica Camacho said...

Por lo menos se enmendó la plana... aunque hayas tenido una mala digestión el lunes.

Saludotes

12:06 a. m.  
Anonymous Elga said...

Quedé curiosa...¿Qué plato pediste y que plato te trajeron por equivocación?.

5:13 a. m.  
Blogger Blue woman said...

Uy!¡Que desastre de restaurante!¡Mamma mía!

Besitos.

8:26 a. m.  
Blogger Alandroide said...

Pucha, no se hno. pero me late que ese "pelo rubio" no era "pelo"...

¡Cuidado con los restaurantes con sorpresa!

9:42 a. m.  
Blogger Mar said...

jaja buena dragón! yo voy por un trago!

11:54 a. m.  
Anonymous alfredo said...

que joda cuando todo sale mal cuando sales supuestamente a un sitio donde esperas que todo sea perfecto.

Y gamma... como se van a equivocar en Don Tito si solo sirven pollo?

12:40 p. m.  
Blogger Dragón del 96 said...

GN: si no lo llenaría todo de fuego y mataría a media blogosfera. Más les vale.

Angelica: si, eso sin contar con la compañiá que aunque buena en su tercera parte, la otra tercera como que ayudo a indigestarme más.

Elga: Polenta y Matambre (ambos estaban a la Napolitana por esa la confusión -no podrías confundir un raviol con un dado de lomo, verdad?).

Sara: no sé, sigue teniéndole cierto cariño. Eh...

Alandroide: bienvenido, jajaja. Tan paranoide no estoy... hasta leer tu comentario.

Mar: servime uno que pronto voy por allá (virtualmente).

Alfredo: si. Dá colera.

Como confundir una orden en Don Tito... pedir pollo y traerme gallina. O pedir pecho y traerme pierna...

Como adoro ser carnivoro!

9:42 p. m.  
Blogger Esther said...

¡Jolín! ¡ Cómo se transformó todo! Pero, creo que a pesar de todo seguirás viniendo o ¿no?

4:37 a. m.  
Blogger Pao said...

Que mala onda, como dice un comentario por ahi, lo peor de todo no es que llevarse un fiasco como ese hace que uno tenga una mala digestion, asi que con esas cosas no se juega.

Mal del lugar, para pensarselo dos veces antes de aventurarse. Lo unico bueno es el sr. Ezequiel quien parece que se preocupa realmente por sus clientes.

Saludos y feliz almuerzo

Pd. este es el segundo post que escribo, el primero no salio, me parece.

Pepao G.

4:01 p. m.  
Blogger Las Sinapsis de Azazel said...

bien por ti dragon, cuando ami me pasan esas cosas o exploto hecho un imbecil o me quedo callado no se siempre ne los limites,

4:20 p. m.  
Blogger Dragón del 96 said...

Esther: claro... creo.

Pao: la atención al cliente es algo que pocos saben manejar.

Azazel: no soy de explotar mucho, uno mismo queda mal, salvo cuando se me provoca directamente. Sino, control nomás.

9:46 p. m.  
Blogger darling said...

Ah mira, Patagonia es uno de mis restaurantes favoritos también... Es más, acabo de estar el lunes celebrando mi santo :) Me encanta su aire argentino-italiano.

Por suerte todo bien ese día.

Está muy bien que reclames. Piensa en unirte a Central de Quejas.

11:37 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Jemanja te dice: lo unico que me gusta de ti son tus íconos dragones y la fecha de tu queja

7:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola
justo acabo de leer el comentario sobre el mal trato que dan en el restaurant Patagonia y a mi me acaba de pasar justo ayer algo muy parecido al relato de " Historia de un protestante"
el año pasado que fui con una amiga por 1ra vez al restaurant , salio a recibirme el que supongo es el Sr. Ezequiel pues el nos llevo a la misma mesa y fue una persona muy amable con nosotros, ese dia todo salio bien nos atendieron de maravillas y pensamos en regresar,y justo ayer se dio la oportunidad de ir con una amiga que viene despues de años al Peru, pues bien todo empezo con el mozo que nos atendio, tenia una ironia al atender y contestar preguntas sobre la carta.
eso lo pasamos,comimos, nos trajeron los platos sin tardanzas pero al final cuando despues de esperar 20 minutos a que nos traigan la cuenta y vamos a pagar con tarjeta de credito o electron el Administrador( no se como contratan a alguien con ese tipo de trato para ese puesto) rechaza no muy amablemente la tarjeta diciendo que no tenian ningun tipo de sistema para tarjeta y que habian puesto un cartelito (Minusculo) en la pared, como si tuvieramos la obligacion de leer todo lo que esta pegado en las paredes.al decirle que no teniamos el efectivo que cubra la cuenta, le echa la culpa al mozo ya que el deberia habernos informado que no tenian sistema.Mi hermana al recriminarle que como podia pasar eso en el restaurant nos responde: Bueno pues diganle a la Telefonica que ha venido a romper las calles al costado....( es esa una respuesta a un cliente??)
en fin para rematarla nos dice que podemos dejar un documento e ir a sacar plata del cajero y regresar a pagar, como si fuera nuestra culpa.Obviamente no aceptamos y si ellos querian que nos vayan a cobrar a nuestro trabajo.Entiendo que pueda pasar lo de la tarjeta pero es depende como se maneja la situacion y como se digan las cosas, el trato que se le da al cliente , nos hicieron sentir muy incomodas y eso que eramos 3 mujeres, al final a mi amiga se le ocurre querer tomar una foto y al pedirle al administrador este muy bruscamente se niega y sin mirarla le dice que le va a decir a uno de los mozos para que nos tome.. que tipo de atencion es esa??obviamente la buena imagen que teniamos del restaurant se nos cayo de golpe por lo sucedido ayer.pues bien tengo la cuenta en mi poder y estoy esperando al mozo que venga a cobrarnos.
Años atras trabaje en un restaurant de mucho nivel como el Benihana y tengan la seguridad que ese tipo de cosas no pasarian alli porque se esmeraron en capacitar a su personal para que la atencion sea optima,y de tener a un administrador que de el ejemplo en caso un mozo no atienda bien, no me considero una cliente exigente pero tambien se mis derechos y la verdad el trato de ayer fue pesimo

Pd.- si el señor que escribio esa nota tuviera el correo del Sr. Ezequiel para que me lo envie( no para que nos invite tragos ) pero si para darle mi queja y que un restaurant tan lindo no se vea afectado por ese tipo de atencion
saludos

12:32 p. m.  
Blogger Dragón del 96 said...

Hola Anonimo, gustoso de poder ayudarte, tendria que buscar el correo para dartelo... pero como te ubico?

4:02 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

el correo es:
patagoniarestaurante@gmail.com

11:37 p. m.  
Anonymous Vilma said...

Me gusto esto de Josie Diez Canseco:
http://www.connuestroperu.com/index.php?option=com_content&task=view&id=1173&Itemid=49

6:35 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

La verdad que ese Ezequiel es un improvisado, tuvo suerte en hacer un bonito ambiente con Patagonia, han observado su obra de artista plastico? no me parece plastico para nada, es un reciclador diria yo, aparte que cuando uno va a patagonia y si es media noche lo encuentras borracho y le da por invitar y regalar cuadritos, es por eso que la gente sigue llendo y esto es, la ultima vez que fui estaba casi vacio, no es lo mismo que antes, el personal ya no es de antes y los insumos que ofrece para nada son productos de calidad, en una oportunidad pedimos una provoletta, pero la verdad que parecia queso laive frito y aderezado, lo que comimos no era queso provolone que es con que se hace la provoletta, supongo si te bambea un queso, los demas productos tambien lo hace, ese Ezequiel no tiene pinta de ser un honesto.

6:30 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home