miércoles, julio 05, 2006

La llamada.

Ayer recién leí lo que quise leer el día antes de ayer. ¿? Lo que sucede es que no tengo Internet en casa (creo que esta explicación es recurrente, igual aguántensela) y me llevo lo ustedes postean para leer de noche mientras mi insomnio me lo permita. Por ejemplo, el domingo me lleve algunos relatos de Chinasky00 y Syd, anteriormente hice lo mismo con los de Hammer y Novivo, y ayer, bueno antes de ayer, me lleve los de Digler, Mary Red Rose y Peppermint.

Acabo de leer el último post de Peppermint donde habla sobre las llamadas equivocadas. Me hizo evocar aquellas veces en las que completos desconocidos llaman a la hora menos indicada, sea un domingo alas 8am cuando todos están durmiendo o a la hora del almuerzo cuando debes recorrer media casa con el buche lleno de comida como si fueras a alimentar a tus polluelos, para recibir una llamada de una completa desconocida.

La paranoia de mi madre a veces la considero correcta, no es secreto que muchos desconocidos te llaman para sacarte información acerca de la familia “se encuentra el señor de la casa? No, lo siento, el señor no vive aquí” son las típicas que mi mamá nos enseñó de pequeños a NO decir pues pueden estar tanteando quienes viven en casa.

Por otro lado, también las hay del tipo:
- se encuentra Romina?
- Acá no vive ninguna Romina.
- ¿Seguro?
Y se termina con una larga charla de por que Romina no se encuentra donde dijo que debería estar.

Una vez llamé a casa desde el supermercado para verificar un pedido. Mi disgrafía me jugó una mala pasada y termine marcando un numero que no era el correcto.
- Mary, pásame con mi mamá.
- Un momento... (diez segundos de espera, me contesta otra señora)
- ¿Alo?
- ¿Ma?
- ¿Quién habla?
- Dragón... ¿eres tú ma? (y cuelgan)


Al darme cuenta, estuve hablando con una perfecta desconocida que se hizo pasar por mi madre. No sé si sentir vergüenza o pensar que mi vocabulario familiar es común en muchos hogares limeños. A veces la gente es demasiado morbosa.

Una vez si pasó algo de temer, llamaron exactamente a las 2:30am y mi madre contestó. Recuerdo que a escuché gritar a vozarrones montones de lisuras y adjetivos que solo podría adjudicar a Abugattas o a la primera dama, así que mis hermanas y yo salimos a ver que era. Un tipo había llamado amenazando a casa que iba a hacer con mi familia cosas muy sangrientas y que no podré reproducir esta vez. Al final, nunca supe si la llamada era para nosotros, pero después de que el amplio vocabulario de mi madre le enseñara que con los “Del 96” no se juega, no se supo más de la llamada. Tengo mis sospechas, pero esa es otra historia.

Otra de las veces nos tocó un pack completo de llamadas a un tal Juan, por poner un nombre, llamaron como seis personas preguntando por este tipo, aduciendo que mi casa era una notaría. Una es creíble, dos confusión, tres paranoia, cuatro... cinco... seis, un estafador. Mi número había sido dispersado por Lima, supongo que por alguien que quería permanecer anónimo. Solo faltaba que al final del día llamara Juan y dijera: “Hola, soy Juan... ¿alguien me llamó?”

Aún tenemos cuidado de las llamadas de extraños, muchos secuestros ocurren y nunca se sabe quien podría ser la próxima víctima. Eso es algo que también leí en un post de Gamma.

5 Comments:

Blogger novivo said...

Ah sí, eso de las llamadas sacando información para el secuestro son clásicas.
Lo que si me asusta es cuando pasada las 12 de la noche escucho sonar el teléfono. Siempre tengo la idea que es para comunicar alguna mala noticia ( la muerte o accidente de algún amigo, conocido o familiar )

saludos

6:23 p. m.  
Blogger Peppermint said...

En Galicia, la cosa no es tan grave. De hecho, ésta gente no sabe lo que vivir con la paranóia y onfían ciegamente en los desconocidos... (¿verdad que es raro?)

4:43 a. m.  
Blogger Ursula said...

Sí en mi casa eran igual, nada de información por teléfono, y es una táctica que he aplicado acá en Chile, por si las moscas...

8:50 a. m.  
Blogger Dragón del 96 said...

Me iré a Galicia a hacer llamadas a todos.

7:49 p. m.  
Anonymous alfredo said...

en mi casa mi vieja siempre prohibio las llamadas despues de las diez de la noche

es mala educacion

asi decia

y por ende no se contestaban

2:26 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home