domingo, agosto 27, 2006

Tijeras.

Después de la bomba de ayer, me levantó algo resaqueado tratando de hilar mis últimos pensamientos. Recuerdo haber leído en el blog de Chinasky acerca de una tía media (nunca dejo de creer en la buena voluntad de las personas) asesina que agarra un cuchillo de pan (que por suerte ha sido editado por la tía Lauris, la enciclopedia humana) para asesinar al protagonista del cuento… y me trajo cierto recuerdo.

Transcurría el año 92 y Abimael Guzmán seguía prófugo de la justicia, en pocos meses lo atraparían. Mientras tanto yo pasaba por mi etapa cristiana, junto a otras 50 personas nos reuníamos a rezar, cantar y pensar que a punta de oraciones cambiaríamos el mundo y recuperaríamos la capa de ozono. Para ese entonces todavía no sabía lo equivocado que podría estar y mientras no lo supiera estaría con el grupo en cuestión… al que también pertenecía Patty. (¿A ver quien recuerda haber leído ese nombre?)

Para esa época andaba con mi pata Martín (el mismo que vive actualmente en mi casa) y mi pata Lalo (en USA actualmente), que dicho sea de paso se agarró a Patty una vez. Proeza digna de no repetir después de lo que sucedió para cierta fecha. Patty era una chica llenita (por que a las mujeres no se les dice gorda ni de broma), muy linda de trato y bastante amiguera, ¿rara? No lo creo, ¿extraña? Tal vez si te pones a pensar que le gustaba bailar Locomia y NKOTB, después de eso no.

Cierto día nos reunimos mis dos patas y yo en casa de Patty, creo que fuimos a tomar lonche. Patty trajo las tazas de café, mientras que Lalo y Martín servían los panes y demás cosillas para lonchar tranquilos, yo recién la conocía así que permanecía en la sala esperando comer. En eso, escuchó un grito desde la cocina (mas que todo una llamada de atención), Martín sale de la cocina y me dice “vámonos”, ¿Qué fue?, ¿Qué pasó? En eso que íbamos de salida, se abre la puerta de la cocina y veo a mi amiga Patty con un par de tijeras (esas de metal de mango negro) jalando a Lalo con una mano y vociferando “ninguno se va o si no lo mato”. Ok, tal vez no sean las palabras exactas, pero algo así fue el momento.

Me paralicé, como si los pies me pesaran, pero fui el único. Martín la miró como diciendo “otra vez” y me contaron la historia mientras Patty me miraba como Cristina Richi en los Locos Adams. Patty tiene una doble personalidad, empezó Martín, se hace llamar Tío Simón y se pone así cuando ve tijeras. Solo es cuestión de quitárselas para que se tranquilice. Entendí que no era la primera vez que Patty había hecho esto (tampoco sería la última) y en pocos segundos, tras un forcejeo impresionante entre Martín y Patty (al mismo estilo de Van Hellsing), este logró quitarles las tijeras y Patty recobró su habitual carisma.

¿Qué pasó?, preguntó Patty. Yo la miré con cierto temor, no vaya a ser que me saque un cuchillito para untar y me lo entierre en el ojo. No, gracias. Entonces ella me explicó su versión de la historia (así como todos los villanos de superhéroes tienen un background, el tío Simón también tenía uno). Hacía años que ella hacía ouija en el cole, cierto día, no terminaron la sesión completa y dizque quedó un espíritu suelto, que se poseyó de ella. Como esa vez hicieron la ouija con el famoso Baldor de Álgebra y unas tijeras, siempre que toca las tijeras se convierte en el Tío Simón. Ni Stan Lee lo hubiera dicho mejor.

Después de lonchar y conversar de otroras cosas como si el episodio que vivimos nunca hubiese sucedido, nos fuimos de casa de Patty y de su sudden instinto asesino. Recuerdo que fui el último de su casa al salir y terminó sonriéndome con aquella expresión de desequilibrada. Muy a pesar de todo lo que pueda decir después de esto, nadie le quita a Patty que era una excelente amiga, y el tío Simón la mejor doble personalidad que he conocido en mi vida (lo mismo digo yo). Pasó el tiempo y hubieron otras aventuras con el tío Simón (no me creerían la del 31 de Octubre de ese año), terminé el cole y el grupo se separó… y la vida continuó para los suertudos.

Lo último que supe de ella fue que se convirtió en dentista y la vi para la boda de Lalo escondida detrás de un árbol (no me pregunten por que) tal vez estoy exagerando mis recuerdos, no lo sé, que se me disculpe varón o linda damita. Pero esa fue la historia de Patty. Ahora… ¿quien no le va a temer más a los dentistas?

7 Comments:

Blogger Laura Zaferson said...

dear, el link lleva a mi último post, y no a donde, chinchemente, hice la mentada observación a la que haces referencia.
beso,
laura-

9:33 p. m.  
Blogger Esther said...

La ouija es peligrosa, quizás piensas que no te pasará pero, lleva a menudo lleva a la obsesión y locura. Conozco el caso de una que hizo la ouija y después de aquello empezó a decir que la perseguía un espíritu y se tiró por la ventana con su perro. Ella no murió pero, el perro sí.
No sé si existirán los espíritus , pero creo que no deberíamos meternos ( si existe ) en un mundo al que aún no pertenecemos, al menos por preservar nuestra cordura.
Yo sabía tirar las cartas y leerlas.No creía en ello, simplemente lo hacía por hobbie... ...no sé, me dio por ahí, aparte de leer la personalidad de los signos del zodiaco y de leer el horóscopo( que por cierto casi nunca se cumplía) estas cosas ya no las hago, ahora pienso que son tonterías... ...quizás si no tengo otra cosa mejor que hacer...
Nunca me he atrevido a hacer la oija, me da yuyu... ...¡Jamás estaré tan loca!

¡Chao, Dragón!

2:18 a. m.  
Blogger Alfredo said...

ahora que me pongo a pensar los dentistas tambien usan tijeras

por la cnchsmre

10:13 a. m.  
Blogger Ursula said...

Nunca iré a una dentista que se llame Patty, que miedo!... yo de niña intenté hacer ouija con mis amigas de colegio (la típica), pero nunca nos ligó. Ahora de adulta no me atrevería a intentarlo...
Besos

10:58 a. m.  
Blogger Ursula said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

10:58 a. m.  
Blogger Carlox said...

eso de la ouija le pasó también a un amigo del cole pero no desarrolló una segunda personalidad sino que enloqueció un poco, un poco nada más...

por precaución averiguaré el nombre de la dentista antes de sacarme la muela del juicio.

1:30 p. m.  
Blogger digler said...

al menos se metio de dentista y no de peluquera o modista, que si no...

4:20 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home