viernes, febrero 15, 2008

El cuco, el hijo y la loca.

Desde tiempos inmemorables, todos hemos sido asustados desde pequeños con historias que han pasado de generación en generación, si no queríamos tomar la sopa, si no queríamos lavarnos los dientes o nos queríamos acostar tarde, nos decían que el Cuco iba a venir a llevarnos por no hacerlo. Si éramos traviesos haciendo las compras en el mercado, nos iban a regalar al carnicero, si no queríamos lavarnos los dientes, se nos iban a caer y así infinidad de cuentos y/o leyendas urbanas que caracterizaban no solo a la familia, sino también a las generaciones pasadas.

Me gustaría saber de donde vienen estás historias, que ya de grandes nos parecen absurdas, pero que de pequeños hasta nos hacían orinar de miedo (al menos yo, con la idea de que me iban a regalar a la casera del mercado, me daba miedo de verdad). Y no lo neguemos, hasta hemos utilizado esas historias para enseñar a nuestros retoños que no tomar la sopa, portarse bien en el mercado, lavarnos los dientes o acostarnos temprano, son cosas que deben hacer para ser niños buenos y quien sabe, recibir una recompensa.

Por mi parte, aunque muchos lo critiquen, utilizo estas historias para enseñar a SD96 como debe comportarse en algunas situaciones. A diferencia mía a su edad, él ya no cree en estas raras criaturas incorpóreas que viven en las casas, en un closet o debajo de la cama, por eso, con el ingenio que me caracteriza (vamos, admítelo), he tenido que mutar ciertas historias para que el pequeño SD96 aprenda que hay cosas que no podemos explicar y que podrían... con un poco de imaginación, ser irreales.

El Cuco... saliendo del closet (para asustar).

El hijo del Cuco. Teniendo en cuenta que el Cuco asustaba desde jurasicas edades cuando la Nona y la Mamama eran unas bebes de pecho, es en estas épocas cibernéticas que el pobre ya debe estar viejo y cansado. Analízalo, el pobre ya debe pasar al retiro, ya no está para esos trotes de salir de debajo de la cama o salir del closet (quien lo diría, no?) para asustar a los más pequeños de la casa. No! Denle un respiro, por favor, apenas debe poder contener el aire para decir buh o en el peor de los casos, se puede quedar dormido. No pasa nada con el Cuco. Por eso, las nuevas generaciones deben dar un paso adelante y tomar la posta de los viejos. Aquí entra en escena el Hijo del Cuco, más joven, recargado, con nuevas ideas y formas de asustar a pequeños y por que no, a grandes también. Este nuevo ser se oculta detrás de la ducha, dentro del inodoro y te jala las patas mientras tus pies salgan de la cama. Puede leer tu diario, tu blog, acostarse con tu mejor amiga, meterle virus a tu pc, comerse tu sueldo y hasta ser el causante de la caída del dólar. Así que piénsalo dos veces antes de invocarlo, ya no es cosa de juego.

El Cuco del árbol. Teniendo en cuenta que el reinado del Cuco está en muere, la familia entera quiso tomar el puesto y así ganarse algunos sustos y chibilines por hacer de las suyas en todo el mundo. Así, desde las copas de los árboles, aparece el Cuco del Árbol, que no es nada mas que ramas y hojas secas (depende de la estación) que pueden jalarte a su copa y chuparte toda la sangre hasta dejar solo huesitos y luego utilizar el resto como abono. Prefiere el verano y los días soleados para hacer de las suyas, ataca a niños, animales y hasta tíos sabihondos que quieren dárselas de valiente delante de sus sobrinos. Quien dijo que pasar por debajo de un árbol era seguro?

La loca de la puerta. Una nueva generación de criaturas espantosas ha invadido la ciudad, en especial las largas cuadras que uno tiene que cruzar para llegar a un paradero. Mi madre siempre me enseñó que cuando camino por la vereda acompañado, siempre debo ir al lado de la calle y mi compañera, debe ir al adentro donde es más seguro (así, si un carro subiera a la vereda, yo pagaría pato). BULLSHIT!!! Falso de toda falsedad, la Loca de la puerta habita cualquier puerta y cuando menos te lo imaginas... ZAS!!! abre su puerta y te jala inmisericordemente a sus aposentos donde solo dios sabe que hará contigo (no te me emociones, la tía debe tener como 100 años, pero también tiene la fuerza de 100 jubilados). Por aquellos extraños motivos que nadie entiende, la Loca de la Puerta puede ser detenida con un solo vocablo “loca”, lo que la distrae y es en ese momento que uno debe aprovechar para soltarse y correr como Correcaminos buscando baño.

Para efectos personales, sé que estas invenciones mías no han surgido el efecto deseado, es más, han enseñado a SD96 que detrás de zonas oscuras y travesuras que haga, solo hay invenciones de los adultos por querer enseñarle algo o demostrarle que no debe tener miedo de nada. Pero lo más importante de todo ello es que... cuando el enano crezca, contará estás historias a sus hijos y los hijos de sus hijos a sus hijos, y los hijos de los hijos de los hijos (si es que no hay una invasión extraterrestre primero) a sus hijos y así sucesuavemente, hasta que un día le pregunten... “quien te enseñó semejantes sandeces?” y él responderá, mi tío, el D96.

A manera de anécdota, la vez pasada regresábamos de la Capoeira y una tía abre la puerta de su casa en el camino y SD96 gritó “Loca!!!” y se fue corriendo.

A manera de otra anécdota, según SD96, la Loca de la puerta y el Cuco del árbol se han casado y ahora tienen hijos: El Cuco de la puerta y la Loca del árbol.

23 Comments:

Blogger MuSa AnTiSoCiaL said...

A mi me paraan traumando con ke me iban a regalar al tio de "fierro , catree..botella...."

5:31 p. m.  
Blogger Petisita said...

jajajaja! sin duda eres creativo D96, las cosas que se te ocurren, seguro que de chico tenias tus antidotos para cada cuco. Por suerte los niños de ahora no se tragan cuentos asi, o sea no digo que no haya que fomentarles la imaginación, pero si ayudarlos a que sean criticos de sus acciones con la verdad, si no toman la sopa pasa esto o aquello, sin necesidad de inventarse un cuento. Yo recuerdo que cuando pregunté por qué llovia una tia me dijo que era porque "diosito" estaba llorando, lo crei por algunos años posteriores pero que le costaba a la tia darme una explicación menos absurda?capaz seré considerada una mamá muy aburrida, pero no soy partidaria de los cuentitos para educar a los hijos, ni de fomentarles la creencia en Papa noel, ni el raton Perez :(

5:35 p. m.  
Blogger Blue girl said...

jajaja, ¡ay, Dragoncito! Tu sobrino sí que se divierte contigo. Los niños de hoy no se tragan ningún cuento de esos. La mera verdad, yo no recurrí a ellos con mi ñaño, pero sí hice comentarios divertidos con él sobre el cuco.
Ahora que lo pienso, mis papás no emplearon esos "métodos de susto" conmigo, pero sí mis hermanos que eran mucho mayores que yo. Sobre todo mi hermano, a quien yo le creía todo. ¡Qué mennnnsaaaa!!

6:41 p. m.  
Blogger RacuRock said...

la verdade de ninio nunca tenia miedo al cuco.. sabia que era mentira.. es mas me encantaba estar a oscuras.. en la azotea de mi casa en plena noche de apagon.. el unico cuco que veia era mi perro suicida.... claroqueya sonie con el cuco y es temerario en los suenios..pero ahi estoy indefenso pues... suerte y no te metas con mi cuco.

6:48 p. m.  
Blogger Jassy said...

Justo hablaba con Peti del tema, ahora los niños ya no creen en eso estaba escribiendo una muy singular "Sebastianada" en mi blog sobre el tema y me ganaste por puesta de mano.
No te critico, Dragón muchas veces he dicho Sebi has esto o te llevara el policia o algo asi pero no creo que sea nada malo ellos tienen que saber que hay cosas que no pueden hacer y que algunas veces hay castigos.
besos

6:58 p. m.  
Blogger Elmo Nofeo said...

Dragón, otra vez comiendo maní y fumando la cascarita.

Lo que esta de moda es la motivación, por ejemplo:

"Si tomas la sopa en tres días le vas a pegar al #u3v0n que se pega en el colegio"

o

"Si estudias vas a campeonar en el Gunbound, no ves que tienes que calcular los ángulos y la velocidad"

Lo demás, ya fue.

P.D. Mañana defino mi asistencia al Canta Rana.

7:04 p. m.  
Blogger Acitsonga said...

A mi y a mi hermano menor, de niños nuestros hermanos mayores nos asustaban con una monja jesuita de raza negra que vivía en la esquina de la casa.
Una tarde nos la cruzamos cuando veníamos de comprar el pan, la vimos caminando por la misma vereda, con el ocaso a sus espaldas y el viento de la tarde aireándole la toca y el cinto de algodón (terrorífico ahora que me acuerdo), mi hermano mayor comenzó a joder: ahí viene la monja, ahí viene a llevarlos... y mi hermanito petrificado se orinó el pantalón llorando al borde de la histeria. Mi vieja cuando se enteró carajeó a mis hermanos y desde ese día se acabaron los cucos en la familia.
Hasta hoy no les perdono a mis hermanos que hayan sido tan ratas de traumatizarnos con esas historias.

9:57 p. m.  
Blogger -Ushi- said...

mi mama me decia ahi viene el cuco cuando no queria comer..

Solo que no comia, y el cuco tampoco venia..

Ahi deje de creer en papanoel

10:49 p. m.  
Blogger Cesar said...

Jajaja..oye y si la Loca de la Puerta te mete a su cuatril y no te suelta hasta el muere??? si la tia esta bien seria chevere .

10:57 p. m.  
Blogger Extraña Mujer said...

En casa nunca usaron historias para asustarnos. Lo que si, hace 2 años en medio de un pueblito en Puno a media noche y sin luz, se me ocurrio preguntar por las historias locales, creo que no dormi en 2 semanas esperando a los chinchilicos y al chullaqchaqui

1:19 a. m.  
Blogger TRuLy said...




Pense que solo nosotros conociamos al hijo del Cuco.. que por cierto te manda saludos y dice que le devuelvas su toalla de superman o te jalara las patas esta noche!

Y por ultimo, en mi trabajo todos me dicen loca.... mis co-workers y los pacientes.. chsss

2:33 a. m.  
Blogger El Frankie said...

A mí nunca me mamá me asustó con nada de eso. Yo era bien tranquilito y siempre hacía caso :)
Pero cuando no lo hacía un solo grito era suficiente para salir corriendo y hacerlo.

11:40 a. m.  
Blogger Reivajss said...

falta el hombre de la bolsa XD

oe cuco dragón.. ya llegué a la lima

12:02 p. m.  
Blogger Jen said...

¿El hijo del Cuco es algo así como el hijo de Chucky? xD

El único Cuco que he conocido era el ex de Ella, más feo que Kreacher de Harry Potter... y le escribí un cuentito :D

4:57 p. m.  
Blogger Mi Chebas said...

Yo al chebas le digo que el sábado se queda sin nintendo. DIrecto a la vena. Vale mas que mil freddys kruegers te lo aseguro.

BTW, el dibujo de la mano esta maldito. PUedes revelar la fuente?

11:30 p. m.  
Blogger owzi said...

excelente...

la loca de la puerta es una vieja espantosa... pero su hija esta mas wena!!! yo la conosco es mi vecina!!

sobre el cucu del arbol... tengo la seguridad de que este personaje es el mismo que "el hombre arbol" si el indonesio...

no recuerdo que me decian de niño... pero a mis primitos le dicen... come por que si no te come el loco del parque...

buena me hiciste reir...

saludos de pasadita

11:49 a. m.  
Blogger Dinorider d'Andoandor said...

en mi caso era algo raro pues a mi me decían "monstrito" también, es que tenía complejo de Mikah y abría lo que llegara a mis manos para ver como funcionaban y todo eso. Naturalmente nunca iba a aceptar que dejé manco a Luke para ver como cambiar su sable de luz por uno más brillante y etc

la del loc dle arbol tb la he oido

3:50 p. m.  
Blogger La gata en el tejado caliente said...

jajajaja tu sobrino es lo máximo jajajajaja me encanta su imaginación :p jajajajaja
A mí nunca me asustaban, salvo mi hermana con Freddy Krueger(o como chus se escriba) pero de grito pelado para llamarme la atención no pasaban a otras técnicas... :p
Saluditos mi estimado, por un día de la amistad atrasado y confirmo mi asistencia para el canta rana, al menos en un 90% (asumiendo que si tengo examen el sábado sea a la hora que yo asumo será)
un beso!

4:35 p. m.  
Blogger Fiore said...

caray!!! creo que podría ser una excelente película de terror, no crees? habrá que conversar con Steven Spielberg
jijiji

Un bso

1:18 p. m.  
Blogger Dragón del 96 said...

Musa: No! Sus carretilla sno están aseguradas, eso hubiera sido peligrosísimo. Al menos la casera del mercado tenía un buen puesto.

Petisita: Por qué no Papa Noel? No hay nada más creativo que incentivarlos a crear. Creo yo... no será Papa Noel, pero espero no los prives de regalos, sino con ese nombre, pero ver la cara de alegría de los niños es algo que no se ve a diario. Y más aún si son propios.

Blue Girl: Jajaja. Pues sé que se divierte mucho. También sé que no será así para siempre, pero me gustaría mucho. En verdad, no lo sé.

Racurock: A mi me gustaba también estar en lugares oscuros, pero el Exorcista me quitó esa mañan. Ahhh... aquellas épocas. Y entre Cucos, no se leen las manos, dicen.

Jassy: No sé, yo si estoy en contra de decirles que se los va a llevar alguien que si existe. Conozco el caso de un amiguito de mi sobrino, que cuando le dices que vendrá el policia (también le tiene miedo) pone una cara de pavor impresionante. El miedo se puede sentir hasta la última fibra, peor que verlo llorar. Ese niño si está grave, a mi parecer.

Elmo: El enano tiene cierta preferencia por los Power Rangers, lamentablemente algunos Rangers son chatos.

Acitsonga: Jajaja. En serio? He vista esa expresión de horror en niños, pero nunca a tanto.

Ushi: Extrañamente el enano aun cree en el viejito de marras.

Cesar: Si la tía es una mezcla de Jessica Rabbit y Yuyito, yo mismo le tumbo la puerta y le doy curso... Curso Intensivo de como no ser la Loca de la Puerta for Dummies.

Extraña Mujer: Que mostro! A mi también me gusta hacer eso cuando estoy en pequeños pueblitos, es bacán conocer las historias de los locales.

Truly: No digas mucho que yo sé que al pobre no lo sueltas. Ahora me cuenta que asusta ojeroso.

Frankie: Ah, los matriarcados. No es por nada, pero eso si detesto. Un poquito nomás (no, mami?).

Reivajss: Vienes a buscar fortuna? Limpiando luna, vendiendo fruna, vas a comenzar. Mostro, nos reunimos pronto.

Jen: No, el hijo de Chucky creo que tenía problemas de personalidad. Estos cucos mios son muy preparados en escuelas de terror con maestrias y post grados en sustos y gritos. Menos el último, él es ingeniero.

Chebas: Ja! Eso hasta a mi me da miedo. La fotografia es cortesía del poster promocional de la película Boogey Man, cuyo significado como debes suponer es el de "El Cuco".

Owzi: Claro, el Loco del Parque, como olvidé a ese pata. Por mi ex-jato en Barranco había uno, un mate de risa.

Dino: Yo también desarmaba todo lo que llegaba a mis manos. Desarmaba mis juguetes y los volvía a armar con diferentes piezas, creando juguetes más cheveres.

Gata in the hot roof: Chevere, te apunto! Ahora que lo pienso, si la mayoría de ustedes no lo recuerda siendo ya adultos... que me asegurará que SD96 lo recuerde?

Fiore: No sé, Boogey Man no me gustó para nada. Tal vez un mejor guión.

3:02 a. m.  
Anonymous peregrino said...

Superado por le mocoso... es que ahora están en otra velocidad, todo saben... un horror.

Igual me parece estupendas tus ganas de variar el universo de personajes obscuros.

Nos leemos.

11:44 a. m.  
Blogger Ikanus said...

Que tal imaginación que tienes, en mi caso el cuento con el que me hacina dormir era el de la carreta de los muertos que salia a las doce de la noche, lo raro es que nunca salia en navidad y año nuevo, seguramente estaban celebrando también. Luego una vez me quede pasadas la media noche y ni una carreta ni muerto ni nada, y ahí ya ni mas me asustaron con eso. Ahora los sobrinos e hijos ya no creen en esas vainas, más se asustan con el huelguista eterno o el obrero de construcción civil.

1:24 p. m.  
Blogger Dragón del 96 said...

Peregrino: Y lo peor de todo es que ya se creen lo máximo, a veces nada les sorprende y ya aprendí que es su tactica para hacerme sentir bajoneado. Chiquillos!!!

Ikanus: Jajaja, una vez conocí a un mocoso que se asustó con la tetera eléctrica. O de aquellas personas que le tienen miedo a las escaleras mecánicas. Por cierto... bienvenido al blog.

11:05 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home