jueves, febrero 05, 2009

Cleptómano del 96.

Yo creo que uno es lo que escribe, pero en general lo que uno escribe es lo que quiere que los demás sepan de uno mismo. Mi blog en general cuenta muchas historias disfrazadas de ficción, reales en el fondo, pero ficción al fin y al cabo. También escribo sobre recuerdos que comparto y creo que al final eso es lo que hace la línea en este humilde blog. Sin embargo, hay muchos recuerdos que considero vergonzosos y que evito contar.

Hasta ahora.

Allá, por el lejano 2002, trabajaba en una tienda en el C.C. Arenales y empezaba a salir con la flaca S. Esta chica a mi me parecía muy simpática, parecidísima a dos Kristin Kreuk (no a una o a tres, sino a dos), linda como ella sola, era como un trofeo que llevaba a todas partes (efecto halo, le dicen). Cierta vez, saliendo de la chamba me dice para pasar por un supermercado cercano pues necesitaba comprar algo. Paseando entre las góndolas, llegamos al de las golosinas y encontramos un 9 pack de Cua Cua abierto. Miró a ambos lados, me miró y me dijo “agárrate uno y comételo”. JUAT?, pensé, le dije que no iba a hacerlo, pero ella cogió uno, lo abrió y se lo comió. Seguimos caminando y me quedé picón que ella disfrutará de la golosina sola y no me invitará un poco de su travesura, así que le pedí regresar y esta vez yo robé el Cua Cua y me lo comí. Ya me veía yo siendo fotografiado y puesto como persona non grata en el supermercado, pero no, no sucedió.

Inocentemente conté el hecho a una ex y me dijo mi vida entera. Que como era posible que yo estuviera robando en los supermercados, qué que mala influencia era esa chica para mi, qué primero era un inocente caramelo y después seguirían los electrodomésticos. Me imagino que exageraba, pero entendí la idea. Robar algo, por mas pequeño e insignificante que sea, no es algo bueno.

Que vergüenza!!!

Hace poco le contaba a una amiga la primera vez que cogí algo que no era mío. Tenía como ocho años y estaba con mi familia, viajábamos de regreso a casa en un taxi cuando de pronto me encuentro una billetera en la parte trasera del auto. La recogí y me la guardé. Cuando llegué a mi casa, abrí la billetera y no tenía nada mas que un billete de S/.10 (o intis, no sé) y empecé a imaginarme todo lo que podría comprarme con ese dinero. Dulces después del cole, huevadas que venden para los niños, no sé, me sentía suertudo y con plata. Al día siguiente, antes de regresar a casa, mi hermana me ve con el dinero y como buena acuseta, le dice a mi vieja que me había visto con plata. Coincidentemente por esos días, mi madre había perdido un billete del mismo valor que el que yo había encontrado y con lo que mi hermana le había chismeado, pensó que yo le había robado. Así que después de un largo discurso acerca de lo malo que es robar y las consecuencias que eso trae, me obligo a devolverle el billete integro. Obviamente, yo le conté como lo conseguí (claro, después de negarlo un par de veces), hasta le enseñé la billetera que no tenía ni un solo documento, papel o lo que sea, pero aun así no me creyeron, mis padres se quedaron con el dinero y yo con un castigo. Al día siguiente, mi madre encuentra el billete perdido y no me dijo nada acerca del mío. De verdad que esperaba que me lo devolvieran, ja.

Recordando estas cosas... que pendejo me siento.

Caricatura tomada de acá, modificada por mi.

17 Comments:

Blogger dmoOn said...

Noche de insomnio?
Creo q a todos nos han pasado cosas asi, a veces me he encontrado en el micro billetes de 50 luks, que no me fijo el vuelto y es de mas (Fito?) pero lo acepto sin culpas como parte de un plan divino en el que siempre termino yo sin celular (se viene el 7mo!!!)
Pero de hecho que esta malazo robarse un cua cua, que monce D96 escomo si t atropellara un triciclo =]
No te hace mas pobre ni a ellos mas ricos, mal mal mal

5:08 a. m.  
Blogger Chio said...

pucha, q dificil...

yo que tu ex tb te decía la vela verde sobre la chica de malas manias.

Es que no pues eso no se hace!!!

Ahora, si me ha pasado que me he encontrado algo en la calle y me o quede.. pero claro osea a quien se lo voya dar?? Me imagino gritando en plena La Marina, Señor.. se le cayo 100 soles?

naa

Abrazs,

Chio

6:22 a. m.  
Blogger Esther said...

Yo nunca he robado nada. Bueno... yo soy bastante golosa, no sé si ahora menos pero, un día festivo, en que era la fiesta de un santo fui como a una feria de esas de puestos. En un puesto había como una bandejita llena de caramelos deliciosos... a mi hermana tb le llamó la atención. Creímos que era como una de esas bandejas que ponen en algunos establecimientos aquí, para que cojas gratis un caramelito si te apetece. Mi hermana me comentó lo que yo tb había visto y tan feliz yo, la dije: - Coge

Y ella los cogió, ahí delante de todo el mundo y con los dependientes por ahí cerca incluidos... luego, nos enteramos de que esos caramelitos no eran gratis y que había que comprarlos. Eso nos dijo un hermano y mis padres que andaban por ahí... pero, cuando nos enteramos ya nos habíamos zampado un buen puñado de ellos. Fue un error, conscientemente nunca lo habríamos hecho, es lo que siempre nos han inculcado.

Tb conocí a otro hace tiempo, que una vez, cuando fuimos a una tienda, le gustó una cosa y lo que hizo fue cambiarle el precio por el de otra cosa más barata, cambió las etiquetas del precio y listo. La cajera ni se enteró.

Me dijo: - No pasa nada...- no sé si incluso me incitaría a cambiarle el precio a algo pero, yo no quise.

Es que puede que no pase nada pero, y ¿si sí? Entonces ¿qué? Yo por si acaso... además, me han metido en la cabeza que no está bien. Supongo que quizás sólo robaría en caso de necesidad. Yo me aplico el lema "mejor prevenir, que tener que curar".

Saluditos.

6:32 a. m.  
Blogger Dinorider d'Andoandor said...

no sé qué le pasa a la gente, ¿no tiene vergüenza o qué? ¿qué ejemplo le dan a los niños? y luego critican a los choros de saco y corbata!

eso siempre lo veo cada vez que voy acá al supermercado, hasta yogures se toman y como si nada! ¿les dejan sólo porque van con el carro reventando de compras o qué?

6:34 a. m.  
Blogger RacuRock said...

lo primero si es robar... lo segundo es encontrar algo extraviado en la calle ( osea en lugar de don nadie ) pasa bien... pero igual.. estas ya calificado como criminal del pato cuacua.

7:19 a. m.  
Blogger Elmo Nofeo said...

Siempre ten presente que la buena vida va acompañada de la poca vergüenza.

Yo tenga como 100 lapiceros y ninguno los compré.

Saludos.

8:35 a. m.  
Anonymous Clonpi said...

Yo no me robo nada del supermercado, pero porque soy un miedoso y paranoico y creo que hay camaras por todos lados.

9:27 a. m.  
Blogger habladorasinpalabras said...

mmmm
solo keria comentar k al de la imagen solo le falta el corte cachaco :D

12:08 p. m.  
Blogger CésarZ said...

Definitivamente ya no entras a mi casa.

4:01 p. m.  
Blogger Fiore said...

jajajaja
pasa pasa
hasta en las mejores familias

al menos, te gustó el cua cua, no?

:P

bsos de esposa primeriza

4:32 p. m.  
Blogger Jocho said...

yo una vez con unos patas nos sacamos una gaseosa de una tiendita, nada espectacular y poco despues uno la quiso repetir y le prohibieron la entrada jeje

nunca mas robé nada, aunque esa vez no me paso nada y me enteré meses despues

5:24 p. m.  
Blogger Gigi said...

¡¡¡¡agarren al choroooooooooo!!!!

9:39 p. m.  
Blogger Frankie said...

Pensé que en tu casa te iban a decir:

- ¡Ratero!
- ¡Ratero!
- ¡Ratero!
...

Y hacías tu atadito y te ibas de la vecin.. digo, de la casa.

12:02 p. m.  
Blogger Miguel said...

En mi vida he hecho cagada y media, pero nunca pude chorearme nada.


Soy pésimo ladrón.


Ideal compartir unos tips....

5:30 p. m.  
Blogger Ev said...

Cuando estaba en primaria me robe un chicle de la tía que vendía afuera del cole. Fue por piconeria porque la tía se quería hacer la viva con mi vuelto y a cambio de los 20 céntimos que no me quiso dar de vuelto, yo me robe un chicle grosso de sabor a cereza..... ( se considera robo?)
Lo máximo! nos sentíamos tan fashion masticando esos chicles jajaja
Pero tomar algo de un supermercado... no pensaron en las cámaras?

11:39 p. m.  
Blogger Jassy said...

mmm a mi me daria mucho piedo que me pillara, aunque nadie se diera cuenta al principio mi nerviosismo haría que asi fuera, seguro.
Y , no te lop tomes a mal, pero vaya ejemplo de tu mamá no?? encima que t ehecha la bronca se queda con "tu" billete" mmmmmmm.

10:38 a. m.  
Blogger Dragón del 96 said...

dmoOn: Soy un dragón nocturno. No puedo evitarlo. Y sobre el cua cua... pues mejor eso que un banco. O quitarle un dulce a un niño.

Chio: Pues si me hicieron entender a la mala. Lección aprendida, mala maña corregida.

Esther: Eso que te pasó en la feria con tu hermana, me hace recordar a un capitulo de Bob Esponja, donde por hacerse los vivos, roban un globo que finalmente resultaron gratis.

Si, robé un cua cua y veo Bob esponja... algun problema? Jajaja.

Dino: Yo también he visto eso en los supermercados, pero también he visto que los pagan, los pasan vacíos por las cajas al pagar. Y sobre los de saco y corbata... no hablo.

Racurock: "Dragón del 96, vivo o muerto por robar un cua cua. Se ofrece recompensa." Como que no, pero igual obré mal.

Elmo: Hermano en la delicuencia?

Clonpi: Yo no concoía de cámaras en esa época. Además, no creo que por un misero cua cua me hubieran encarcelado... o si?

Hs/nP: Plop!

CesarZ: Tienes Cua Cua's ahi?

Fiore: Después de la regañada, ya no.

Jocho: Yo nunca mas volví a tomar algo. Aunque una vez borracho casi me robo una trufa, pero no lo hice. Lo juro.

Gigi: Fue ella, no yo... lo juro!!!

Frankie: Demasiado cliché, pero no.

Dueño de cajones: Nah, no lo creo.

Ev: Claro, me acuerdo de los Grosso, bien chic se veía uno masticando uno, jajaja. Creo que en esa época no habían cámaras... no lo sé.

Jassy: Jajaja, si pues. Mama es única, con virtudes y defectos, pero se le quiere un huevo.

2:20 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home