lunes, enero 15, 2007

La ingesta digestuosa.

Mi vieja siempre nos mal acostumbró a no comer lo que a nosotros no nos gustaba. Por ejemplo, mi hermana menor no come hígado, la mayor detesta el sancochado (tan rico que es), y yo por su puesto no puedo ver al Olluquito. Por qué? Pues simplemente no me gusta, no lo tolero, lo elimino de mi organismo lo más rápido posible, claro, siempre y cuando llegué a entrar al mismo.

De chiquillo me sentía tan sugestionado con la idea de que el Olluquito me caía mal, que en verdad me caía mal. Entonces, las visitas a la clínica eran muy frecuentes pues al ingerir el detestado plato, terminaba vomitando y verde (mismo Hulk) que mi vieja se obligaba a cocinarme otra cosa. Aprovechando mis debilidades alimenticias, mis hermanas no tuvieron mejor idea que igualarme, sin los mismos resultados pues a ellas lo que comían, no les caía mal.

Sin embargo, mi abanico de comidas se expandió cuando conocí a FD96 (hace ya casi 4 años) que me enseñó a comer cosas que yo ni siquiera sabía pronunciar. Lo primero que recuerdo fueron las berenjenas (sin rimas, por favor) y el zucchini (o zapallo italiano) cuyos excéntricos sabores tuve que repetir de una u otra forma para agarrarles el gusto. Aprendí a no separar los pimientos (como brujo, decía mi abuela) de la comida y también de que se vuelven dulces cuando los soasas, así como las cebollas y sobre todas las cosas, que el aceite de oliva es lo mejor que la naturaleza nos podría dar (hasta solo con pan las podrías acompañar). Comprendí que los tomates no son asesinos y que la papa, si no la soportas solamente sancochada, puedes agregarle queso o requesón para darle un mejor sabor (además de no pelarlas pues la cáscara es la que contiene todas las vitaminas y no absorbe tanta agua).

Photobucket - Video and Image Hosting

Comer es todo un arte, hacer digestión también... supongo, no?

Pero así como gané en las batallas de los alimentos, también he perdido bastante. Debo tener una extraña condición que denominaré “Síndrome de D96” (por favor, no arruines mi momento), en el que cuando hago abuso de determiando tipo de alimento empiezo a crearme anticuerpos del mismo y no lo puedo soportar en adelante, aunque me guste comerlos. En pocas palabras (y en español del peruano) si como algo, me cago el estomago.

Por ejemplo, bastó un viaje a Zuñiga y un paseo por los viñedos de la familia para que me volviera intolerante a uva (aunque no al vino), esa vez, viñedo por el que pasaba uva que probaba y cuando regrese a casa, a la uva ni la quería ver. Hasta ahora, por más dulce y deliciosa que se vea, lo intentó, pero el cuerpo me produce arcadas recordando el hastío que ingerirlas me producía.

Mismo caso con el queso, sin embargo, no sucede con todo tipo de queso, el queso serrano, el mantecoso, el camenbert al comerlos termino en el baño antes de poder decir “Dábale arroz a la zorra el abad”. Y si crees que es sugestivo… no lo es. Basta que alguno de estos quesos se encuentre de incógnito en algún delicioso potaje para que el plato entero me jorobe el estomago y termine en el baño tratando de mejorar la idea de Pompifresh. Para serles sincero, creo que me he vuelto en un 30% intolerante a la lactosa.

El queso fresco normal, común y silvestre no me cae mal, pero es el que se utiliza en casa al hacer pesto. Hay “n” formas de hacer pesto, pero según FD96 cree que lo me cae mal es la albahaca, de la que no nunca tuve un indicio de no gustarme (a menos que sea de aquella vez que YO cocine cuando tenía 12 años e hice TODO el menú en base a albahaca y espinaca). Como sea, cualquier plato que incluya pesto, me lleva al baño por al menos una noche entera.

A este punto debes pensar que soy un engreído con la comida (y eso que ya has visto todo lo que soy capaz de comer), probablemente quieras recetarme una plato que contenga estos ingredientes y de los que crees no me daré cuenta… que equivocado estás! Mi vieja intento engañarme poniendo olluquito a un lomo saltado disfrazándolo de papa. Al principio caí, pero cuando empecé a devolver todo en orden alfabético, tuvieron que disculparse conmigo.

Yo digo que como de todo, pero lo cierto es que no como de todo. En serio, como de todo, a menos que tenga olluquito. Puedo comer uva, quesos y albahaca (eso sería una receta interesante para una ensalada) y aunque sepa como va a terminar esa cena, igual lo soporto. Después de todo, no soy tan Tragón.

27 Comments:

Blogger petite amie said...

jeje ,y yo tengo enlazado en mi blog como :Tragón ups digo Dragón ,pero si tienes razon ,siempre hay algo que no nos gusta ,en mi caso ,detesto la cebolla ,no la tolero ,osea no me gusta el escaveche y en el lomo saltado ,saco la cebolla ,tampoco me gusta el pato ,(en ninguna presentación ),no me gusta el arroz con pollo


a mi si me gusta el olluquito, mi familia es de la sierra :D


salu2

9:25 p. m.  
Blogger gamma-normids said...

antes de conocer a PdK, yo comia mucho menos de lo que como ahora. Y eso que mi comida es demasiado monotona :S MI comida se compone casi completamente de pollo :S

10:00 p. m.  
Blogger Peregrino said...

Ahhhh la comida, tremendo tema, yo tambièn pensaba que comìa de todo pero la verdad es que mi menù es rico pero limitado, aunque he expandido mis horizontes gastronòmicos ultimamente.

Ahora lo que si me parece prescindible, un error conceptual de dios es la papaya, cosa detestable, con ese olor a vòmito de bebe, realmente insoportable.

Nos leemos.

10:17 p. m.  
Anonymous Jonathan said...

Por ahi escuche que cuando comes mucho pollo de llenas de hormonas femeninas y te crecen las tetas.

Sera cierto??

10:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

bueno pero si a todos los alimentos le quitas olluquito aun es una buena gama de combinaciones posibles

10:20 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Siguen los fantasmas en tu blog, posteo y naa. ummm
O será que el blog es igual que el dueño y se comé hasta los comments.
No hay derecho señores!!!
Adoro las papas cóctel con su ocopita arequipeña ummmmm..yami yami

10:26 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Delicadito el dragoncito...

10:32 p. m.  
Blogger TRuLy said...

Uuuuuuuhhhh el ollukito a mi me encanta pero saltado... y lo que siempre pido en cada restaurant peruano que voy es mi LOMO SALTADO!!!! me encantaaaa! lo que no como es Pescado... xq? eteeee... xq me atoro :( lo confieso soy una bruta para comer pescado, le tengo miedo (Asi como a las abejas pero esas no se comen jijij)
Ah... no como frejoles a no ser que los haya preparado mi abuela o YO.. (es q ella me ensenho y me paso la receta secreta de los frejoles jijii)

Mmm ya me dio hambre...


Pd: Para cuando jugamos PS2? tenemos q ponernos de acuerdo con Imberbe_Pechocho ;)


Lissette.

Ah me olvidaba: MUAMUAMUAMUA!!!!

11:23 p. m.  
Blogger varguitass said...

.

el olluquito sabe a jabón

malazo

los odio, pero lo que mas odio en la vida son los GARBANZOS

esos ni en foto

eeeeeeeen fin

.

12:40 a. m.  
Blogger Dragón del 96 said...

Petit Amie: Cuando era más mocoso (o sea hace dos años) comía el Lomo Saltado separando la cebolla y el tomate. No sabía lo que me perdía.

GN: Esta bien pollo, pero no tanto. En casa rotamos para no cansarnos, en la casa de mi vieja lo comemos al menos tres veces por semana y en casa de fd96, una vez cada dos semanas. Las dietas ricas en menestras son mis favoritas.

Peregrino: Na que ver... la papaya es rica en... papaína? Bueno, para gustos y colores.

Jonathan: Pues así decían. De verdad no me consta, pero en internet encontraras de todo.

Dino: Bueno, en verdad el olluquito es un minimo incluso en la nueva cocina peruana.

Gigi: Blurp! Culpable! La ocopa es mi favorita para todo.

Darling: Pero solo con el olluquito.

Truly: Que te parece esto? El día del juego de PS1, además de tener trago y estar tolacas, comemos los frejoles de Trulycita. Sería una combinación bomba!

Varguitass: Los garbanzos son buenazos... y con aceite de oliva encima... ufff!!! Pero en gustos y colores...

1:33 a. m.  
Anonymous Ana Lucia said...

mi estimado amigo Dragui, tragui, aca te pongo la lista que le hice a mi hermano y esposo para mi cumpleanios:(espero que consigan todo jajaja)

1) un tamal con salsa criolla y un buen pancito.
2) arroz rojito,con pollo, como el que hace mi mami, con pimienot.
3) humitas, saladas y dulces.
4) chicharon con su camote frito.
5) papa a la huancaina :o)

mmmmmmm.... yo si me como todo!!
ah..no me gustan mucho los mariscos, pero le entro tambien, a pesar que soy flacasa,,,me considero, no tragui, pero si con buen diente!!

amigo, no te habras comido tu mi blog no??
jajaja
ana lucia

2:56 a. m.  
Anonymous Ventura said...

La intolerancia no es capricho. Es que el cuerpo se rebela.
Probablemente lo que te pasa con los quesos no sea intolerancia a la lactosa, puesto que de ser así te pasaría con todos los quesos y con todos los dulces que se hacen con leche. Lo más seguro es que sea intolerancia al tipo de fermento. Como hay muchos tipos diferentes, solo será intolerante a algunos quesos y a otros no.
Has probado la crema de berenjena:
Se asa la berenjena al horno (o al microondas) y una vez fria se pela, se trocea y se pone en el recipiente de la batidora (aquí, coloquialmente minipimer)con 1 diente de ajo troceado, sal al gusto, y aproximadamante una cucharada sopera de aceite de oliva. Se bate todo hasta que tenga consistencia de crema. Segun el gusto de cada uno se ajusta con un poco de más o de menos aceite.
Untado en tostas está muy rica.
Saludos

3:00 a. m.  
Blogger Ursula said...

Los ollucos sí me gustan, claro que los como muy poco porque acá conseguirlos es casi un milagro... Lo que no soporto de ninguna manera es la palta, puaj, y no es solamente que no me guste el sabor sino que me cae re mal, también han tratado de engañarme metiendo palta chancada a una causa por ejemplo, y no han podido engañarme, mi estómago la detecta y se rebela...
Saludos!

8:54 a. m.  
Blogger tizia said...

Los gustos cambian con los años, De chica habia muchas cosas que no comia como el cau cau, que ahora me encanta. No es bueno obligar a nadie a comer lo que no quiere, especialmente a los niños porque luego uno se enferma de solo ver lo que te obligaron a comer.
Ana Lucia se olvidó de la infaltable Inka Kola o ya no ya.
Dragoncito no todos pensamos que eres comeloncito, sino de buen comer.

9:23 a. m.  
Anonymous alfredo said...

esos hastios son ciclicos como las turbinas de esos aviones que querias ir a arreglar

a no ser que...

bueno que sean alergias o intolerancias cronicas

ahi si se jode todo

9:39 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

oe Dragon ya van varias coincidencias, a mi tampoco me gusta el olluquito, yo de niño si fui bien especial con las comidas y a mabos nos gusta jugar PSone calatos
Deberiamos hacer un club creo o un yahho groups "GENTE QUE LE GUSTA JUGAR PSONE CALATO, podria ser la idea no?

9:56 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

a mi tampoco me gusta el olluquito, pero no al extremo de expulsarlo como tu, creo que mi estomago es mas diplomatico, solo me hace "zapatear"

todas las personas tienen problemas con alguna comida o ingrediente, desde traumas infantiles hasta cuestiones fisiologicas, solo olvidate del olluco que el olluco se olvidara de ti

10:09 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

La lista de cosas que no atraco es cortita nomás. No menestras, ni carnes, ni frutas, ni verduras. Todo lo demás si me gusta. En serio, las aceitunas negras y el pepino son las dos cosas que no como ni a cañones. Hay muchas otras cosas que pueden no gustarme tanto pero haciendo un esfuerzo si me las empujo.
Los camarones son mis favoritos.

12:49 p. m.  
Anonymous Luz said...

*

Las berenjenas
no
las he probado,
de ellas sólo conozco
las rimas
jeje


Los olluquitos
no me gustan mucho,
pero sí los como

...

Q me acuerde
no hay ninguna comida
q mi organismo rechace
totalmente

mm

seguiré
pensando


*

Ay
Ayy

me acordé de el arroz
orgasmeante


seguiré
esperando
la recetaa



Saludoss


*

4:23 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Cuando era más mocoso un primo de mi mamá me llevaba a la peña "La Valentina".Uno de los platos estrella era el Olluquito con Charqui,sencillamente espectacular.

Hace poco experimentamos e hicimos un puré de olluco con papa amarilla acompañado de un lomo al jugo.Alucinante.

Yo le entro a todo.Lo unico que no hago es comer con los dedos.

Un abrazo

Schatz

5:58 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

me has hecho recordar a mi hermana que detestaba el pescado hasta que lo comió en no sé donde y lo empezó a cocinar ella misma... ahora come más pescado que yo

a ver... yo... no puedo tolerar el... mmmm... la verdad es que solamente una vez no he podido tolerar algo, fui al cumpleaños de una amiga mexicana, nos dieron unas pesadillas que comerlas fueron para mi una verdadera quesadilla (jeje) agggggggggggggg

saludos tragon!

6:13 p. m.  
Blogger Dragón del 96 said...

Ana Lucía: Jajaja, me gustan las letras, pero no las meto en mi dieta.

Ventura: A la berenjena recien la empiezo a comer, me recomendaron la Musaka. Mi experta en cocina, dice que el caviar de berenjenas es rico! (aja! conocía tu receta)

Ursula: Pero la palta es riquisima... incluso hay helados de palta, pero no he probado.

Tizia: Ok, eso esta mejor. El cau cau por ejemplo no me gusta, pero lo puedo comer.

Alfredo: Gracias, por destrozar mi momento médico, me gusta el nombre, pero bueno...

IM: Claro, pero sin olluquito.

Gabriel: No lo sé... el todavía no me olvida...

Allan: No sé si debe ser por que he etsado haciendo sudokus, pero tu primera línea me sonó como buscando el numero que falta. Jajaja... las aceitunas no me gustan solas, tienen que estar bien escondidas.

Luz: Uy, si! Se la debo a Jclicious.

Shatz: Vieras que lo he querido probar incluso en la Patashka, pero ni camuflado lo tolero. Creo que soy olluquito-fobico.

Jocho: Quesadilla... no se que es eso. Lo mismo me pasa ahora con el pescado, de mocoso no comía nada que haya vivido en el agua.

7:27 p. m.  
Blogger Pao said...

Eres joyita para comer, es un hecho. Y no entiendo como no te puede gustar el oyuco, siendo tan rico. Y los quesos, uhmm, es mas comprensible porque algunos de ellos huelen muy mal, huelen a alcantarilla y eso le quita lo palatable a cualquier cosa.

Si eres intolerante a la lactosa, pues es un mal de estas epocas. Una vez lei o vi en la tv, no recuerdo, que nosotros somos la unica especie animal que sigue tomando leche en su vida adulta, que ningun animal hacia eso. Y tiene sentido, porque la lactasa (ensima que degrada la proteina de la leche) va disminuyendo su produccion en las etapas post lactantes. SI comento mucho es porque he cursado fisiologia, fisiologia de la lactancia, 4 nutriciones, y alimentacion.

Ya me enrede, asi que me despido.

Pepao
El editor de Zoofiesta

8:33 p. m.  
Blogger jclicious said...

siiii, me debes esa receta...
yo tampoco tolero mucho la lactosa...
plop con lo del olluquito, tan rico que es!

2:04 a. m.  
Anonymous Fichiro said...

Cómo pede un post publicado hace 2 días, tener 24 comentarios????

Ta qué envidia... Todo el mundo lo lee...

Este dragón había resultado conocido

Ahi les dejo un post de mi blog sobre comida:

A la gran mayoría nos ocurre cuando niños que odiamos algunos platos de nuestra culinaria tradicional, de tal forma que nos es imposible comerlos. Y a la gran mayoría nos ocurre también por desgracia, que nuestras madres hallan aquellos platos muy saludables y apetitosos de tal forma, que no dudan en incluirlos por lo menos una vez en el menú mensual, haciendo nuestro almuerzo trágico e interminable, como un eterno castigo. Con el tiempo olvidamos aquellos almuerzos atormentadores e increíblemente terminamos convirtiéndonos en los torturadores de nuestros pequeños hijos para que la cadena no termine nunca. Soy peruano y la cultura culinaria de mi país, para orgullo mío, se encuentra entre las mejores del mundo. Tiene sus raíces en la antigua cultura culinaria china y en la no menos tradicional cultura africana. Por eso existen platos tan suculentos e inolvidables como el cau-cau. Una mixtura de tiernos trozos de estómago de res, cuidadosamente precocidos con hierba buena y laurel, con dados de papa, en un delicioso aderezo de ají amarillo, cebolla y comino. Todo esto acompañado como siempre de un graneadito arroz blanco con el clásico sabor a Perú. Por increíble que parezca, en mi niñez el cau-cau era el número uno en la lista de esos platos intolerables como castigos. Podía permanecer largas horas sentado frente a una de estas delicias, intentando engullir luego de mas de cuarenta minutos de haber masticado sólo un trozo, para finalmente decidirme a pasarlo por mi garganta, directo al estómago como píldora, junto con un trago de agua. Mi hermano era mucho más creativo que yo soportando su tortura, almacenaba grandes bolos alimenticios en la parte interna de sus cachetes, como un canguro bucal y continuaba su vida normal con sus bolos alimenticios adoptados por horas. Ahora que vivo en Brasil hace más de 7 meses y por momentos la nostalgia me asfixia, Dios!, cómo hecho de menos mi rico cau-cau.

1:09 p. m.  
Blogger Dragón del 96 said...

Pao: Pues sé que algunos quesos son más "fuinos" de acuerdo a su olor. Mientras más apestosos, mejor. (el queso azul es riquisimo y me cae bien)

Jclicious: :) que dirás de mi.

Fichiro: Pues fácil... la respuesta en el blog del sabado. Sería más fácil ubicarte si dejaras la dirección de tu blog.

7:19 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Mi nombre es FD186 y el ollukito me encanta porque es rico y sobre todo con charqui de mi amiga carolina ella tiene bastante charqui en su casa

5:48 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home